Historia de un Hogar Tempora: Daniela

Daniela nos ayuda incondicionalmente; sabe que el problema del abandono y sufrimiento de nuestros hermanos menores es algo por lo que debemos luchar a diario.

“Decidí ser hogar temporal para aportar con un granito de arena a que algunos de los miles de perros y gatos abandonados que existen en Chile encuentren al fin un hogar definitivo. Ser hogar temporal no es sólo darles un espacio en tu casa, es entregarles cariño y ayudar a que recuperen la confianza que perdieron viviendo en la calle.
He recibido cachorros y adultos, por tiempos que van de una noche a varias semanas. Lo más lindo es ver sus avances, desde un movimiento de colita, un maullido o un paseo con menos susto; y aunque da pena dejarlos ir, la posibilidad de darle la oportunidad a otro es lo que te motiva a seguir ayudando. El que ha estado más tiempo conmigo es Androman, un gatito muy tímido que al principio pasaba casi todo el día escondido. Con harta paciencia ha ido tomando más confianza, y aunque aún le gusta que respeten su espacio, se ha convertido en mi regalón.”.

Si todos aportáramos con un pequeño grano de arena, este país sería distinto: un sitio libre de sufrimiento, donde cada animal tendría su propia familia y todo el amor que merece.

Anímate y escríbenos a hogarestemporales@garrasypatas.cl