ARTÍCULO PROPUESTA JUSTIFICACIÓN
Artículo 1º.- El presente reglamento tiene por objeto regular la tenencia de especies animales permitidas, número máximo tolerado de ellos y condiciones sanitarias de higiene y seguridad que deben adoptarse en casas habitación y locales públicos y privados, para hacerla compatible con la salud pública, la higiene ambiental y la seguridad de las personas y de los bienes públicos y privados. Eliminar alcance del reglamento respecto al número máximo tolerado de ellos. En la realidad urbana de Santiago y principales ciudades de Chile no es adecuado limitar la cantidad de mascotas por metros cuadrados, ya que las familias y sus mascotas viven en espacios reducidos.
Artículo 5º.- La tenencia de animales calificados como peligrosos en conformidad al procedimiento señalado en el Nº 6 del artículo anterior en viviendas y casas habitación, requerirá de condiciones especiales para su cuidado tales como contar con un espacio libre para uso del animal de, a lo menos, 10 metros cuadrados, cierros perimetrales que eviten la salida del animal del domicilo, sistema de sujeción fijo que permita mantener al animal refrenado en un espacio restringido en caso de necesidad, como el ingreso de personas externas autorizadas al domicilio.Los ataques provocados por estos animales a personas externas que ingresen al domicilio con la autorización de sus propietarios será de responsabilidad del dueño del animal.  Se prohibe la tenencia  de animales calificados como peligrosos en las viviendas que no pueden cumplir con los requerimientos citados en el parrafo anterior. Eliminar el párrafo que señala que los animales calificados como peligrosos requerirán contar con un espacio libre para uso del animal de, a lo menos, 10 metros cuadrados. 1) La calificación de “animal de peligroso” atiende a la  raza o características físicas del animal, pero constituye una generalización. Ya que muchos de ellos son animales dulces y tranquilos. Por lo que las exigencias debieran ser razonables para los dueños de estas mascotas que los consideran parte de su familia y viven con ellos en casas pequeñas o departamentos.

Ej. Pit bull en casas pequeñas o en departamentos. Hemos visto muchos Pit bulls regalones, que duermen en la cama con su familia humana y con los niños y no sería necesario un espacio libre de 10m2 para ellos.

2) Para estos casos bastaría con la exigencia de correa y bozal en los espacios públicos.

3) Las mascotas requieren de ejercicio adecuado para su edad, estado físico y nivel de energía. Lo importante es que se les otorgue este ejercicio adecuado y NO la cantidad de m2 en que vivan.

Artículo 7º .- Para el cumplimiento del artículo precedente los propietarios o responsables, de animales de compañía, deberán cumplir con las siguientes obligaciones  mínimas en relación a sus animales:

·                     (Punto3) Asegurar que su circulación, tanto en la vía pública como  en espacios comunes de los inmuebles sujetos a la ley Nº 19.537, sobre copropiedad inmobiliaria, se efectúe bajo control y supervisión de personas mayores de 18 años de edad y sin limitaciones de ninguna especie.

Eliminar la limitación de circulación de animales o mascotas con mayores de 18 años de edad. 1) En todas las familias el cuidado de las mascotas del hogar es compartido y supone tiempo, por lo que las familias se organizan y se turnan para ejercitar a la mascota.

2) Este límite implicará un factor limitante para que la mascota reciba este ejercicio adecuado.

3) Los niños mayores y los adolescentes están perfectamente capacitados para pasear a su mascota.

4) Esta exigencia amenaza que las familias logren que su  mascota tenga las horas de ejercicio físico adecuadas para su edad, estado físico y nivel de energía, especialmente en una realidad tan atareada como la de hoy, con extensas jornadas de trabajo y en donde las personas deben realizar largos trayectos para llegar y volver de sus lugares de trabajo.

5) Las mascotas son parte de las familias chilenas y así como NO se restringe que un hermano grande menor de edad pasee a su hermano chico, esto tampoco debiera ser limitado.

6) Las mascotas son parte de la familia, no un foco de infecciones o enorme riesgo como pretende plantear este reglamento.

Artículo 8°.- Se prohibe la alimentación, provisión de agua e instalación de casuchas  para animales en la vía pública, espacios públicos, así como en espacios comunes de los inmuebles sujetos a la ley Nº 19.537, sobre copropiedad inmobiliaria. Cualquier elemento que sea susceptible de usar para alimentar, dar de beber o cobijar a un animal que se encuentre, en la vía pública frente a un domicilio, se entendera como dispuesto en la via por el dueño, habitante o responsable del domicilio en cuestión, debiendo este asumir la responsabilidad de la infracción al párrafo anterior. Las autoridades competentes y, en especial las municipalidades, deberan retirar los elementos antes señalados de la via y espacios públicos y sancionar a las personas que sean sorprendidas transgrediendo esta disposición. Este artículo debe ser eliminado. 1) En la realidad chilena actual, existen muchos perros abandonados, denominados perros de comunidad, que viven gracias a que las personas los alimentan o gracias a la basura de las personas.

2) Dejarlos sin sus necesidades básicas de alimentación y agua constituye maltrato animal, por lo que este artículo del Reglamento se contradice con la Ley.

3) No se puede sancionar a las personas por negarse a efectuar Maltrato animal, sobre todo si en Chile esto constituye un delito.

4) Si el Estado Chileno no retirará a TODOS los perros que viven en las calles, no puede sancionar a los ciudadanos por entregarles alimento y agua que son básicos para su supervivencia, supondría matarlos por inanición y no pueden ser asesinados ni maltratados  de acuerdo a la Ley.

5) Si no existe una política pública eficaz ni recursos orientados al control y reubicación de animales callejeros y sin hogar, NO SE PUEDE PROHIBIR SU ALIMENTACIÓN.

Artículo 9º.- En casas habitación, de sectores urbanos o  rurales de población concentrada, que dispongan de una superficie de terreno inferior o igual a 100 metros cuadrados, el número máximo permitido será de una mascota o animal de compañía, considerando perros y gatos. Sobre esa superficie se podrá mantener un animal por cada 100 metros cuadrados adicionales con un tope de cinco.  En caso de exceder dicho número, se deberá solicitar la autorización respectiva para centros de mantención de animales, cumpliendo con los requerimientos que la normativa respectiva establece o se procederá según se dispone en el inciso final de este artículo.

En departamentos acogidos a la ley Nº 19.537, cualquiera sea su dimensión, el número máximo será de un animal, considerando perros y gatos; salvo que la tenencia de animales este prohibida por el reglamento de co-propiedad o la ordenanza municipal correspondiente.

Si es que en el plazo otorgado por la autoridad, mediante resolución, los responsables de la vivienda no han procedido a la reubicación de todo animal que exceda el número antes indicado, la autoridad competente, previa constatación del incumplimiento, podrá ordenar el traslado, de los animales en exceso,  a centros de mantención de animales debidamente autorizados.

1) Eliminar la limitación de cantidad de animales por  casa o departamento.

2) Eliminar la limitación de cantidad de animales basándose en los metros cuadrados de las casas de las personas.

3) Eliminar la referencia a los reglamentos de co-propiedad, señalando que en caso de estar prohibidas las mascotas en estos reglamentos las personas no podrán tenerlas.

4) Eliminar la exigencia de reubicación de mascotas que sobrepasan el número máximo permitido.

5) Eliminar la posibilidad de traslado de mascotas que excedan el número permitido  a centros de mantención de animales debidamente autorizados.

1) En una realidad urbana como la chilena es inadecuado limitar la cantidad de mascotas por metros cuadrados, ya que las familias viven en espacios reducidos y las mascotas son también parte de la familia. La limitaciones deben establecerse en atención a ruidos y olores molestos y a higiene, no a número de mascotas.

2) Las mascotas requieren de ejercicio adecuado para su edad, estado físico y nivel de energía. Lo importante es que se les otorgue este ejercicio adecuado y NO la cantidad de m2 en que vivan.

3) En el ordenamiento jurídico chileno, los animales son considerados bienes muebles y como tal, las personas tienen derecho de propiedad sobre ellos. Cuando uno vive en comunidad (edificio o condominio) no se puede determinar mediante un reglamento ni por mayoría de votos cuales bienes muebles yo puedo o no tener al interior de mi domicilio, ya que esto constituye una limitación a  mi derecho de propiedad garantizado por nuestra Constitución. La única limitación posible se podría en el caso que un miembro de la comunidad tenga mascotas que generen ruidos u olores molestos u potros, en ese caso podrán denunciarlo por las vías al efecto.

4) En la realidad chilena en donde la sobrepoblación de perros y gatos abandonados genera graves consecuencias sanitarias y extra sanitarias para toda la comunidad, me parece MUY inadecuado pensar en reubicar a mascotas que ya cuentan con una familia, habiendo tantos y tantos perros y gatos que necesitan salir de la calle para ser reubicados.

Esto además atenta contra las posibilidades de rescate y adopción que tienen las mascotas que aún viven en las calles.

6) Habiendo tantas y tantas mascotas abandonadas que sufren frío, hambre, enfermedades y accidentes en las calles y generan riesgos para los ciudadanos, es ridículo que mascotas que SI tienen familia sean llevados a centros de mantención de animales sin que primero hayan sido llevados os que viven en las calles.

Artículo 14°.- Queda expresamente prohibida la venta y tenencia de animales ponzoñosos, exceptuándose de esta disposición aquellos establecimientos o personas autorizadas  a su tenencia y venta por leyes especiales.   ¿A qué se refiere el reglamento por animal ponzoñoso? Según la RAE la palabra ponzoñoso significa nocivo para la salud espiritual, o perjudicial para las buenas costumbres.

No queda claro.

Artículo 15°.- Queda prohibida la entrada y permanencia de animales en locales de uso público y en espectáculos públicos, deportivos y culturales, salvo en aquellos casos que por la especial naturaleza de los mismos su presencia sea imprescindible.

 Los hoteles, hospedajes, residenciales, pensiones, bares, restaurantes, cafeterías y similares, podrán autorizar la entrada y permanencia de animales de compañía en sus establecimientos, debiendo anunciarse su admisión en un lugar visible, siempre que estén constantemente refrenados por correa, cadena u otro medio de sujeción por sus propietarios o responsables.

Quedan exentos de esta prohibición los animales de servicios de asistencia, policiales y  de rescate, los que podrán entrar y permenecer en cualquiera de los locales de uso público que trata este artículo.

Eliminar la restricción de entrada y permanencia de animales en locales de uso público y en espectáculos públicos, deportivos y culturales. 1) Las mascotas son parte de las familias chilenas.

2) En los países desarrollados los animales pueden ir a las Universidades, los mall y el transporte público, espectáculos, considerándose parte de las familias. Siempre exigiendoseles comportamientos adecuados e higiénicos que no molesten a las demás personas.

3) Permitirles la entrada facilita a las familias el sacarlos de paseo y compartir con ellos, lo que hace que el animal tenga el ejercicio necesario que evita que se aburra y se estrese y se porte mal y esto a la larga también evita abandonos por mal comportamiento.

Artículo 19°.- Los centros de mantención de mascotas o  animales,  para su funcionamiento, deberán  contar con un informe sanitario otorgado por la Autoridad Sanitaria Regional correspondiente a su ubicación  geografica.

Articulo  20.-  Los centros de mantención de mascotas o  animales  deben mantener condiciones higiénicas y sanitarias adecuadas al tipo y cantidad de animales que posean, así como contar con supervisión médico veterinaria períodica.

Todos ellos deben contar con alcantarillado público o particular  para la disposición de los residuos producidos por los animales. En caso de un sistema de alcantarillado particular, este debera estar autorizado por la Autoridad Sanitaria Regional.

De igual forma deberán contar abastecimiento de agua potable de un sistema público o particular debidamente autorizado. Además, debe contar con una red de distribución de agua  que asegure el abastecimiento permanente en todos los lugares del recinto en que se mantengan animales.  Los sistemas de agua potable particulares, así como de la red de distribución interna deben contar con la autorización de la Autoridad Sanitaria Regional

Estos recintos deben disponer de una red de canaletas dispuestas de tal forma que facilite la limpieza de los lugares  en que se mantienen los animales, permitiendo el escurrimiento de las aguas de lavado hacia los sistemas de disposición final.

Artículo 21°.- Los centros de mantención de mascotas o animales deberán contar con caniles individuales o colectivos con espacio de al menos dos metros cuadrados por perros grandes y un metro cuadrado por animal mediano o pequeño. Los caniles deben contar con piso liso y de material lavable para facilitar la higienización periodica.

Los caniles deben disponer de una proporción de su superficie techada de forma tal de proteger a los animales de las condiciones climatológicas. Cada canil debe contar con dispositivos para asegurar la provisión de alimento y agua en cantidades necesarias para la mantención de los animales. Estos recintos no podrán tener una cantidad de animales superior a la que su superficie soporta de acuerdo al espacio mínimo por animal dispuesto en este reglamento. Además, estos recintos deberán contar con instalaciones de aislamiento y cuarentena para el debido control de las enfermedades contagiosas.

Las instalaciones de estos establecimientos deberán estar emplazadas en zonas permitidas de acuerdo al plano regulador existente, asegurando además un adecuado manejo sanitario.

Limitar las exigencias señaladas y subrayadas para que no sea tan gravoso su cumplimiento. 1) Muchas Fundaciones cuentan con refugios o pagan refugios para tener a sus recatados en hogar temporal.

2) Si las exigencias para los refugios son tan exigentes será muy gravoso tener uno.

3) Si es tan gravoso tener un refugio será difícil tener o mantener uno o conseguir hogares temporales en refugios porque existirán pocos.

4) Si existen pocos refugios será más lento sacar perros y gatos de la calle y encontrarles nuevas familias una vez rescatados, esterilizados y recuperados.

5) Esto atenta contra la solución del terrible problema de la sobrepoblación de mascotas abandonadas que existe hoy en Chile.

Artículo 25°.- Los criaderos familiares de mascotas y animales de compañía, definidos como tal en el Reglamento de Tenencia Responsable de Mascotas, deben cumplir con las condiciones sanitarias básicas estipuladas en el artículo 7º de este reglamento. El responsable del criadero familiar debe mantener controles de un médico veterinario de forma periódica, con los registros respectivos y deberán estar a disposición de la Autoridad Sanitaria cuando ésta lo requiera. Todo criadero familiar debe contar con un registro según lo establecido en el artículo 22 de este reglamento. ¿Cuáles son los considerados criaderos familiares de mascotas?

No se encuentran definidos en este reglamento

Artículo 27°.- Las exposiciones de animales y jornadas de adopción que se realicen en lugares que no han sido concebidos para estas actividades, deberán habilitar las medidas necesarias para acopiar y eliminar sanitariamente las heces fecales y orines de los animales y tomar las previsiones suficientes para evitar accidentes provocados por los animales presentes. El organizador que convoca al evento será responsable de las actividades señaladas en el artículo precedente, así como de los daños que se pudieran ocasionar, tanto a las personas, como a la propiedad o al medio ambiente. ¿Qué significa jornadas de adopción que se realicen en lugares que no han sido concebidos para estas actividades?

¿Cuáles serían estos lugares?

Se requiere esta especificación ya que las Fundaciones realizan Jornadas de Adopción en forma constante y en diversos lugares, en Santiago y Regiones.
Artículo 32°.- La autoridad edilicia, en el ejercicio de sus funciones otorgadas por el decreto con fuerza de ley Nº 1  de 2006, que fija el texto refundido, coordinado y sistematizado de ley Nº 18.695, Orgánica Constitucional de Municipalidades,  podrá retirar, tanto desde desde lugares públicos como privados, los animales que, a su juicio, constituyan un riesgo físico o que representen molestias reiteradas y comprobadas para la comunidad.  La autoridad sanitaria también podrá retirar, tanto desde lugares públicos como privados, animales por motivos sanitarios, para lo cual podrá solicitar el auxilio de la fuerza pública para efectuar esta acción. Los animales retirados por las autoridades competentes según los párrafos anteriores,  serán dispuestos de acuerdo al artículo 12 de la Ley 21.020. Esto debe limitarse para el caso de mascotas con dueño.

Y también limitarse a que no constituya maltrato animal, ni infracción de la ley.

1) En el caso de mascotas con dueño, esto debiera ser mediante una sentencia del Juzgado de Policía Local, para darle la posibilidad a los dueños de defenderse y de apelar.

Aspectos muy positivos de este borrador son las  obligaciones de cuidado y aseo mínimas de nuestras mascotas, y la  prohibición estricta del abandono de animales en cualquier lugar público o privado.

Estas medidas nos afectan a todos!

Por eso los invitamos a informarse, y lo más importante de todo a dar tu opinión antes del 15 de Diciembre descargando el formulario del siguiente link http://web.minsal.cl/consultas-publicas-vigentes/ y enviándolo a: reglamentomascotas@minsal.cl.

La mejor forma de hacer valer nuestra opinión y nuestros derechos es expresándolas en esta vía.