top of page
  • Garras y Patas

Historia de un Hogar Temporal: Javiera Cornejo


A menudo se piensa que por vivir en departamento, los perros no podrán acostumbrarse al tamaño o al encierro. Sin embargo, se ha demostrado que pueden vivir perfectamente bien siempre y cuando reciban el amor, cuidados y el tiempo para recreación que necesitan y merecen. Javiera Cornejo ha sido un gran ejemplo de esto, y hoy nos comparte su experiencia: “Conocí la fundación a través de una de mis amigas que es voluntaria y desde que me contó lo que hacían y lo que significa ser hogar temporal, quise hacerlo. Me encantan los animalitos y haciendo esto, son muchos los rescatados que podemos ayudar.


Mi primer peludo putativo @chesterdel8 estaba muy delicado porque tenía la patita quebrada y había sido operado hace muy poco. Cuando me hablaron de él pensé que iba a ser mucho trabajo, pero me animé y no me di ni cuenta cuando ya me estaban diciendo que una familia lo quería. No voy a mentir, es raro, pero al ver el buen trabajo de la fundación en el proceso de adopción y lo mucho que lo quieren y cuidan, te llena el corazoncito.


Después, estuve un buen tiempo con Porota (ex Tortalista jaja) y fue tanto lo que mi familia se enamoró de ella que la adoptaron. Ahora vive en una casa y ¡lo mejor de todo es que puedo verla!Ahora estoy con dos cachorras hermosas, que esperan ser adoptadas y están más que listas para llenar cualquier hogar de muchos juegos y risas, porque son un par de chistes con patitas.


Cuando llega la adopción nunca quiero que se vayan, pero todos llegan con tanto miedo que pienso que cada animalito que se va le da el espacio a otro para que pueda entregar su amor y salir de la calle.”

¡Muchas gracias Javiera!


Y tú, ¿te animas? Escríbenos a hogarestemporales@garrasypatas.cl para más información. ❤

Comments


bottom of page