top of page
  • Garras y Patas

Historia de un Hogar Temporal: María Rosa


Queremos destacar el trabajo de María Rosa, quien se dedica 24/7 a velar por el bienestar de nuestros rescatados, pues además de ser voluntaria activa es hogar temporal, y sin duda su trabajo es impecable y maravilloso.

“Ser hogar temporal es una forma de vida, siempre quieres tener un nuevo abandonado que llega triste, maltrecho, asustado y cansado para verlo transformarse en un ser FELIZ, ese cambio es impagable: la alegría diaria y el cariño que te dan a diario siempre te cambia la cara. La cantidad de anécdotas es infinita pero siempre tienes un listado de los “inolvidables”, nunca sabes si el próximo entra a ese listado y eso le da emoción a la tarea. Tengo unos perros dueños de casa que ya están acostumbrados a recibir estos nuevos integrantes, se lo toman con paciencia y sabiduría ayudando a formar, mostrando límites y a la vez una empatía infinita que siempre me sorprende. También hay gatas dueñas de casa que miran con muy mala cara a los gatos recién llegados, pero cuando se trata de defenderlos van con todo. Tengo que destacar que tengo un marido paciente y un par de hijas que siempre se toman con buena cara el trabajo que conlleva y todos terminan aportando. Nunca he podido decir ‘este es el último que tengo en hogar temporal.'



Comentarios


bottom of page